Inicio » Fútbol » Al profe con cariño

Al profe con cariño

El adjetivo de Maestro se les acredita a las personas que practican la docencia, sin embargo, también se ha extendido a otras áreas, por ejemplo, a los elementos que van más allá en sus conocimientos básicos sobre cierta materia y de esto no puede quedar exento el deporte del futbol infantil.

Ser entrenador de pequeños se convierte en todo un reto, pues no se basa exclusivamente en el conocimiento en las reglas de este deporte, ni estrategias, pues también se requiere de sicología, trabajar con el corazón y, sobre todo, tener la paciencia de Job.

Los padres de familia no dejan a sus niños en manos de cualquier persona que se diga entrenador de futbol infantil, ya que estos requieren también de esa entrega y carisma, en donde los verdaderos dirigentes también se convierten en guías, confidentes y amigos.

La historia del futbol infantil en nuestra entidad habla de la presencia de toda clase de personas, quienes han escrito su nombre, gracias al trabajo realizado dentro del terreno de juego, como fuera de ella.

Han existido pseudo entrenadores quienes anteponen los resultados del encuentro, a la enseñanza y solamente aceptan en sus equipos a elementos con experiencia, que les ayude a conseguir el único objetivo, que es el ganar trofeos en los diferentes torneos en donde participan.

Por desgracia, estas personas se han visto involucrados en bochornosas situaciones, como el violar el reglamento, al incitar a sus jugadores a la violencia, otros más los tratan a regañadientes y para colmo, algunos de ellos han echado mano de jugadores mayores a la edad en la que participan, vulgo cachirules.

Pero existen otros, los más, aquellos que no les interesa el resultado en el encuentro y para ello tienen mucha comunicación con los padres de familia, a quienes se les explica que esa organización es promotora principalmente de los valores, como el respeto al rival, la tenacidad y obviamente la enseñanza a dominar la pelota y al tener esto reunido, el premio a ese esfuerzo serán las victorias y por consecuencia a la obtención de trofeos.

Pero lo más importante para ellos, es proporcionar a sus pequeños guerreros, las armas suficientes para ganar la gran competencia de la vida, al convertirlos en buenos hijos, buenos estudiantes y grandes ciudadanos. Felicidades profes en su día.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.