Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “Antonio Bienvenida, El Arte del Toreo”, por José Luis Rodríguez Peral.

El toreo de andar con la muleta

Es sabida la admiración que nuestro Antonio sentía por el “paleto de Borox”, para el cual “que el torero dé pases no es lo mismo que el torero toree”. El torero debe saber que también se torea huyendo. Pero huyendo con arte, que nos dejó dicho El Papa Negro.

“El toreo de andar con la muleta es torear por bajo sobre las piernas, o quedarse estático según le vas perdiendo pases al toro, y así aprovechar su velocidad para ganar un poco más de recorrido […] Buscarle las vueltas con armonía al toro que no se prestaba, para hacer una bonita lidia, que hubiera sido imposible manteniéndose estático”.

En condiciones normales para ligar un muletazo hay que moverse un paso en el remate, para recuperar la colocación que se ha perdido. Lo mismo se pretende andándole a los toros, buscar la colocación mientras se ejecuta un muletazo.

El toreo a dos manos

Cuando se torea bien a dos manos, el matador puede alcanzar los máximos niveles de pureza y estética del toreo con la muleta; del toreo en general, diría yo. En el toreo a dos manos hay tres suertes fundamentales, y multitud de variantes: con el compás abierto, los ayudados y a pies juntos los estatuarios y el Kikiriki.

El pase de la muerte

Cossio lo considera una variante del ayudado por alto. Al pase ayudado lo define como “mixto o híbrido, por intervenir los dos brazos del diestro en su ejecución […] no podrá nunca el diestro citar de frente [aunque] tal circunstancia resta riesgo e interés al pase […] es básico en muchas faenas de dominio y casi exclusivo para tantear los toros.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.