Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso Quintero

Tanto el matador como los banderilleros utilizan el mismo modelo de traje de tres piezas conocido por ello como “terno”. Estas tres piezas son: la chaquetilla, el chaleco y el calzón o taleguilla que se ajustan por debajo de la rodilla.

En Las Ventas también llevan este traje el torilero o chulo de toriles, el puntillero de la plaza y el chulo de banderillas. Ciertamente el chulo de toriles y sobre todo el puntillero tienen una relación directa con la res viva, lo que hace pertinente que se vistan con traje de luces. No pasa lo mismo con el chulo de banderillas, que se limita a entregarlas desde las tablas a los banderilleros y arrancarlas de la res una vez muerta. Muchos aficionados piensan que es una falta de respeto que vita el mismo traje de aquellos que se enfrentan a la fiera y que mejor sería un uniforme cualquiera o una simple gorra de plato como otros servicios de la plaza.

El vestido del matador está generalmente bordado en oro, mientras que los vestidos de torear de los banderilleros y de los auxiliares antes mencionados irán bordados en plata, azabache, hilo blanco o hilo negro. El matador puede optar también por lucir un bordado de plata o azabache, pero en ese caso el chaleco deberá ir siempre ornado en oro como signo de jerarquía.

El bordado de la chaquetilla se extiende por la parte exterior e interior de las mangas y la espalda.

La chaquetilla lleva dos hombreras, también conocidas como hombrillos, que se extienden hacia el pecho y hacia la espalda rematadas con sendas borlas o machos por delante y por detrás. Estas hombreras tienen generalmente un ancho que va desde el cuello de la chaquetilla al nacimiento del brazo. La manga de la chaquetilla remata en la bocamanga con unas pequeñas muletillas.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.