Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

Los petos protectores de los caballos fueron establecidos por una Real Orden de 7 de febrero de 1928. Eran de dimensiones muchísimo mejores a las actuales. Hoy el peto tiene unas dimensiones descomunales, llegando casi a tocar el suelo y el caballo lleva además manguitos por debajo.

Las banderillas tienen un origen antiquísimo. Su nombre deriva de las banderitas que adornaban los dardos que antiguamente se arrojaban al toro.

El adorno de papelillos que cubre la vara de las banderillas puede ser de distintos colores. Hay banderillas de lujo, recargadas con flores y cintas, que se usan en corridas como las de la Beneficencia.

Actualmente algunos matadores prefieren usar unas banderillas que llevan una muesca por encima del arponcillo de manera que al clavarla se quiebra el palo y éste queda siempre colgado por los lados del toro sujeto al arponcillo con unas cintas.

Antes era costumbre que las banderillas llevasen los colores de la divisa de la ganadería.

También pueden ser de un solo color, en este caso el más frecuente es el blanco.

Si el toro ha manseado en varas y no ha recibido suficiente castigo, el presidente puede ordenar que se le claven banderillas negras (con arpón de doble tamaño que el de las comunes). Éstas sustituyen a las viejas banderillas de fuego que hacían estallar petardos y enfurecían a la res.

La puntilla o cachete es un instrumento cortante de hoja corta y ancha que sirve para rematar al toro. En realidad, es un puñal y los hay de distintas formas. Generalmente la hoja es lanceolada. El puntillero la guarda en la funda de cuero y debe tenerla dispuesta desde el comienzo del tercio de muerte.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.