Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

La ceremonia de vestirse de torero

Hoy por hoy, este momento importante de la Fiesta, vedad al público, se realiza prácticamente siempre en un hotel.

Ha habido y hay fondas y hoteles taurinos por antonomasia. En Sevilla, sobre todo para los de plata, lo era la fonda Los Gabrieles que había frente a la vieja estación de Córdoba. En Madrid, el hotel Victoria en la plaza de Santa Ana y el hotel Wellington en la Calle Velázquez son los más taurinos, pero también el pequeño hotel Ramón de la Cruz, muy cerca de la plaza de Manuel Becerra.

En esos momentos que anteceden a la corrida, los toreros, en general, gustan de concentrarse. Los más habitual es que duerman hasta tarde en el hotel, tomen un ligero desayuno – comida a media mañana, eviten comer a la hora habitual en que lo hacen los demás mortales y estén rodeados de sus íntimos. Algunos tienen una actitud más abierta y reciben en la habitación amigos, acompañantes, etc. Otros prefieren que no se acerque nadie extraño.

El rito se desarrolla con gran parsimonia. Comienza unas dos horas antes del espectáculo, aunque también en esto hay toreros más rápidos y más lentos. El torero se calza en primer lugar, como ropa interior, unos calzones de algodón largos hasta debajo de la rodilla sobre los que se pone las medias.

Calzan luego las medias de punto de seda, prácticamente siempre rosas, que se ajustan con una liga o con una cinta. Incluso en verano llevan una camiseta.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.