Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

El Tercio de Banderillas

El tercio de banderillas tiene su origen en lo que se conoce como el toreo navarro, es decir, suertes basadas en la agilidad y la destreza frente a la fuerza bruta del animal. Su realización puede ser enormemente lucida y de hecho hay y ha habido siempre matadores especialistas en esta suerte que gustan de realizarla ellos en vez de dejarla en manos de sus subalternos, a los que por antonomasia venimos llamando banderilleros.

Antiguamente un matador decidía poner banderillas sólo cuando las condiciones de la res le aseguraban un lucimiento que pudiera contribuir a su triunfo en el conjunto de la lidia. Hoy día, para un matador catalogado como banderillero es muy difícil sustraerse a la exigencia del público de que sea él quien realice esa suerte.

Es más, hasta hace pocos años ha estado de moda reunir en un mismo cartel en muchas ferias a dos o tres matadores caracterizados por su destreza en banderillas. Lo cierto es que, en estas corridas, muchas veces, los triunfos en este segundo tercio se tornaban en fracasos o indiferencia llegada la hora de la faena de muleta.

En el segundo tercio el protocolo es bastante complicado. Es muy simple si banderillea el matador, pues no está prácticamente sometido a ninguna regla más que su propio arbitro y puede incluso ofrecer un par de banderillas a otro matador, o incluso a su subalterno, para que le acompañe en la suerte.

Si son los subalternos los encargados de poner banderillas, el matador se retira a las tablas y allí con su ayuda el mozo de espadas se asea, se enjuaga las manos, bebe agua de un vaso de plata y se prepara para la faena de muleta, plegado la misma y recogiendo el estoque que su mozo le ofrece desde el callejón.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.