Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

Para la realización de la suerte de banderillas por los subalternos la disposición de los toreros en la plaza prevista por la costumbre es como sigue: mientras uno de los peones lidia al toro con la capa y le pone en suerte para sus compañeros, los otros dos podrán uno el primero y el tercer par, y el otro – el “tercero”- uno solo.

En el segundo toro del mismo matador, el que ha lidiado el primero pondrá dos pares y el “tercero” uno otra vez. Detrás del banderillero que se dispone a realizar la suerte se sitúa en los medios el matador que sigue en el turno al que ha de matar al toro; es decir, el segundo si el toro le corresponde al matador más antiguo, el tercero si le corresponde al segundo o el matador más antiguo si el toro le corresponde al matador más moderno.

También afirma el reglamento que en caso de producirse un accidente que impida continuar la lidia a alguno de los banderilleros de una cuadrilla “los más modernos de las otras ocuparán su lugar”.

Cuando uno o los dos banderilleros que actúan en un toro se lucen y arrancan una ovación del público, el matador puede darles permiso para que se desmonteren y correspondan a esta ovación.

No queremos concluir sin resaltarla enorme importancia que tiene con este tercio el lidiador, es decir, el peón que pone en suerte al toro para que sus compañeros le claven los palos. Los grandes peones de brega se lucen en este tercio poniendo a la res en suerte generalmente con un solo capotazo cada vez. Pero sobre todo por el temple y las formas de “enseñar” a embestir al toro.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.