Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

Además de las entradas destinadas al público en la plaza tiene que haber por lo menos un palco destinado a la presidencia y sus asesores, siempre en los tendidos de sombra. Frente a él, en un palquillo al sol o incluso en algunas localidades reservadas, se instalan timbales y clarines. Todas las grandes plazas de fábrica tienen además un palco real y en algunos casos palcos de respeto.

En las plazas donde es posible también se reserva un palco para la banda de música o un sector de localidades.

En el callejón la empresa debe disponer burladeros para acomodar en ellos a distintos invitados. Los picadores tienen a su disposición un burladero dentro del callejón. Otro de cuadrillas, donde pueden situarse los subalternos a los que no corresponde actuar, aunque generalmente están siempre circulando por el callejón con la capa en la mano atentos al desarrollo de la corrida.

Hay también algunos burladeros para los delegados de la autoridad que pueden comunicarse, con el palco presidencial. Los médicos también disponen de un burladero en el callejón.

Entre las dependencias de la plaza no falta nunca una capilla. Es costumbre que los matadores al entrar en la plaza se detengan un momento en la capilla.

Los toreros entran a la plaza por alguna puerta exterior que se comunica con el patio de caballos y, normalmente, salen a pie por esa misma puerta. Pero en las grandes plazas hay además una puerta monumental conocida como la puerta grande, y en la Maestranza de Sevilla, puerta del Príncipe, por las que normalmente entra y sale el público y por la que salen los toreros que han triunfado, a hombros de los aficionados.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.