Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

ARTE

Y

FIGURA

POR “EL NOLO”

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

El Paseo o paseíllo

En realidad, lo que hoy llamamos más comúnmente el paseíllo debería llamarse con más propiedad el paseo. Consiste en la presentación de las cuadrillas en el ruedo. Es un desfile de todos aquellos que van a participar en la lidia tanto los principales protagonistas como todos los elementos auxiliares.

Es un acto lucido que se realiza acompañado por la música entre los vítores y aplausos del público y que tiene las características de toda ceremonia de inauguración, en la cual está dispuesto de manera muy rígida el lugar que cada uno debe ocupar según un complicado sistema de preferencias basado sobre todo en la antigüedad.

El paseo es un desfile ceremonial en el que los que participan en él se presentan ante el público como oficiantes del rito que va a comenzar y saludan en la persona del presidente.

Antes, los alguacilillos han despejado la plaza simbólicamente y se han situado dando las grupas a la puerta de cuadrillas que se abre en ese momento para permitir salir a los toreros.

En algunas ocasiones solemnes el número de alguacilillos podía elevarse hasta cuatro, pero esa costumbre se ha perdido por completo.

Detrás de los alguacilillos se sitúan los matadores y sus cuadrillas formando tres columnas si los matadores son tres, como es lo más usual, y cuatro filas de toreros de a pie.

En la primera fila se sitúan los matadores. El matador más antiguo está a la izquierda, de segundo a la derecha y en el centro el de alternativa más reciente.

Continuará… Olé y hasta la próxima.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.