Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

Por “El Nolo” :

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.
Todos los matadores realizan la faena con un estoque falso. Se ha creado así un nuevo rito: el cambio de los estoques.

Normalmente el matador se acerca a la barrera, desenvaina parcialmente el estoque de acero que ofrece al maestro mientras este tiene el falso estoque por encima de las tablas. En algunas ocasiones uno de los banderilleros le acerca al matador el acero y recoge el estoque simulado antes de “taparse”.

Los toreros que todavía usan el estoque verdadero o que por razón de la condición del toro salen ya con éste, lo doblan ostensiblemente contra la barrera, lo que no se puede hacer con uno simulado.

Realizada la faena con mayor o menor efectividad, con más o menos arte, llega la hora de la verdad en la que el matador “monta el estoque”, es decir, se perfila para la suerte de matar.

Una vez ha entrado a matar se considera cumplido el rito. Es más, si un torero es cogido después de entrar a matar, el toro debe ser rematado por el compañero que le corresponda, sin que le corra el turno.

Sin embargo, si el torero es cogido antes de entrar a matar y es otro compañero el que realiza la suerte suprema, sí se le corre el turno.

Pero entrar a matar no significa logar la muerte del toro a la primera; se puede entrar a matar dos o más veces. Incluso con una buena estocada el toro se resiste a doblar. Es necesario entonces el empleo del verduguillo o estoque de descabello.

El matador que emplea este último recurso generalmente ayudado por sus peones, que extendiendo sus capotes en la arena, hacen humillar al toro. Hay matadores, sin embargo, que realizan este recurso en solitario, convirtiéndolo casi en una suerte.

Continuará… Olé y hasta la próxima.