Inicio » Columnas Regio Deporte » Arte y Figura

Arte y Figura

Por el Nolo:

Continuamos con el libro “La Liturgia Taurina”, por Alejandro Pizarroso.

Ceremonia de alternativa

Toreros son todos los que se enfrentan al toro en la plaza, pero la categoría de matador de toros se adquiere sólo después de una ceremonia onocida como alternativa. Esta ceremonia es todo lo solemne que las circunstancias permiten al ser realizada en la plaza en presencia del toro. Ella determina no solo la categoría, sino también la antigüedad del torero, elemento muy importante para establecer el orden en que actuaran los diestros durante la corrida.

Antiguamente los picadores y banderilleros recibían también su alternativa, aunque no podemos precisar exactamente cuando se abandonó esta costumbre.

El origen del término alternativa viene claramente del verbo alternar. Es decir, un torero se convierte en matador de toros cuando alterna por primera vez en una corrida de toros con otros matadores.

Antiguamente lo habitual era que el proceso de aprendizaje para convertirse en matador de toros pasase por formar parte de la cuadrilla de algún matador.

En ese caso, este primer espada podía ceder la muerte de un toro a alguno de sus peones de tal manera que éste se convertía en meda espada antes de convertirse definitivamente en matador.

La ceremonia de alternativa es en realidad, muy sencilla y encierra un simbolismo muy preciso. En la actualidad, en una de las corridas usuales de seis toros, el matador más antiguo cede simbólicamente la muerte del primer toro al que se va a convertir en matador de toros.

Lo cierto es que el nuevo matador lidiará y dará muerte a los dos toros que le han correspondido a él en su lote en el sorteo en primero y en sexto lugar, mientras que el matador más antiguo matara a su lote en segundo y cuarto lugar.

 

Continuará… Olé y hasta la próxima.