Inicio » Columnas Regio Deporte » Café Taurino

Café Taurino

CAFÉ TAURINO

Por: Max Tavares

Humberto Ayala

Decano de los contertulios

de los Cafés del

Ambiente Taurino Regio/

Hidalgo y Emilio Carranza

(Café Vips)

Centro de Monterrey, N.L.

 

Estimado Humberto:

Ha querido Pancho Villamelón te dirijamos esta misiva taurino polaco-socioeconómica-y virulenta, cuando nos hemos enterado que ha fallecido nuestro amigo RAÚL FRANCO, también contertulio de muchos años, en los cafés del centro citadino de la Urbe Regiomontana, desde la época en que existía el viejo Café Flores, por la también añosa calle de Zaragoza, rúa que dio paso a la Macroplaza del gobernador Alfonso Martínez Domínguez.

P’os déjeme recordar que en ese sitio, comenta Villamelón, conocimos al señor Franco, gran taurino, amigo de toreros, peñistas, ganaderos, empresarios, así como excelente guitarrista de flamenco quien, en agasajos de triunfos de los espadas regios, se le invitaba para que arrancara de “su lira,” como así lo señalaba  el mismo don Raúl, la alegría de fandanguillos, rumbas y soleares de los gitanos de verde luna, en jornadas nocturnas y convivencias de grata cordialidad, al amparo de la afición a los toros.

Así podrá recordar su amigo don Humberto, las ocasiones en que D. Raúl Franco acostumbraba acompañar a Jesús “Chucho” Castillo, (también ya desaparecido de este mundo, lamentablemente), en el cante e interpretación de un pasodoble o la recitación de un poema…¡torero y gitano…!

 

Guitarra Flamenca

Tengo entendido que, en este plan de verdadero guitarrista flamenco visitó todas las peñas regias. Entre ellas: El Toreo, de los Evaristos Osuna; La Lidia, del Ing. Sergio Morelos Domínguez; El Ruedo, de don Lucio Reyna Guzmán y otros grupos de aficionados a la Fiesta, reconociéndole su entrega y valía artística.

¿Vamos bien o nos devolvemos, mi dilecto pincha-picateclas de la diabólica presencia del coronavirus?

Vas en  derechura, Villamelón. Por aquella ya lejana época, operaban empresas taurinas autónomas, con mucha afición, nacionales y con dinero. Contrataban a lo mejor de lo mejor de la torería y, si lo recordamos, entre ellos estaba D. Leodegario Hernández, con tan gran pupila y afición, que supo empujar con muchas corridas de toros y grandes temporadas la Monumental Monterrey.

Pero, sobre todo, las carreras de los sensacionales Toreros que fueron Manolo Martínez, (q.e.p.d.), Raúl Contreras “Finito”, el grandioso Mariano Ramos, (éstos, ya idos de este valle de lágrimas),  “Rafaelillo”, el Gitano de Tijuana, y desde luego, el extraordinario Pequeño Gigante Eloy Cavazos y muchos otros más.

En ese contexto taurino, surgió y se desarrolló la figura artística de Raúl Franco, precisamente.

 

Kyre

P’os déjeme comentar algo, demanda Villamelón. Si por aquellos años, se escuchaban las rumbas flamencas, soleares, pasodobles y fandaguillos, en las convivencias taurinas, amenizadas por la guitarra de D.Raúl, actualmente, nomás nos falta escuchar el Kyrie Eleyson de la Misa de Requiem de Mozart, cuando nos dan las noticias de que ¡anda desatado el bicho-virulento del corona…!!

Y algo más, quienes también andan que no los calienta ni el  sol, es un grupo de empresarios regios, ¡quienes con toda la pachocha del mundo!, deseaban que los “rescatara” el presidente López Obrador, del quasi nock-out económico que les ha indilgado el Coronavirus, habiéndole solicitado algo así como un ¡billón de pesos, igual a un millón de millones, según fuentes bien informadas del ambiente socioeconómico-polaco.

Suma astronómica de dinero y mega-trácala que nos acabaría de dar la puntilla, si es que nos pega la cornada esta nefanda pandemia, “entorilados” en las casas y pidiendo al Supremo nos libre de tan horrenda enfermedad.

Como tú lo habrás de comprender, la presencia de este bicho nos ha dejado sin Fiesta de Toros en México, España y otros muchos países en donde se hace fiesta.

Según conocedores en materia económica, esta inactividad dejará pérdidas de miles de millones de pesos, principalmente en Ciudades como Aguascalientes, luego de la suspensión de su gran feria tradicional de San Marcos e inactivos a toreros, subalternos, picadores de toros, servicio de plaza, monosabios, vendedores, etc., etc.

¿Le seguimos o ahí la dejamos?

 

Carácter Taurino

Así dejémoslo, Pancho Villamelón y recordamos un comentario personal formulado por nuestro amigo Raúl Franco, en alguna reunión de café del año pasado: “Guadalupe ciudad, debiese recuperar el carácter taurino que siempre tuvo, hasta principios de los años setenta, época que marcó el desmantelamiento de su vieja plaza de madera, muy probablemente por la llegada al gobierno municipal de un anti-taurino…”

Y tú, Humberto, lo conoces sobradamente. En esa vieja plaza Guadalupe, cuyo ruedo fue escenario de la actuación de muchas figuras del toreo, nació nada menos que el gran Eloy Cavazos, cuando su padre, don Héctor, (q.e.p.d). era el guardaplaza.

Mas, como Villamelón, ya procede a lavarse las manos a la Poncio Pilatos, en defensa del bicho, reiteramos nuestro pesar por la partida de Raúl y lo hacemos extensivo a su viuda y sus hijos.

No será ocioso recordar, amigo Humberto que: un México, sin fiesta de toros…no es México y mucho menos sin su petróleo, otra riqueza del país objeto de las ambiciones del mundo.

Con el deseo de que mejore tu salud, acepta un saludo cordial de quien tira el trazo de un firmazo torero: Max Tavares.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.