Inicio » Columnas Regio Deporte » Café Taurino

Café Taurino

CAFÉ TAURINO

Por: Max Tavares

 C. D. José Ma. Arturo Huerta

Ganadero y presidente de la

Asociación Nacional De

Criadores De Toros De Lidia (ANCTL)

Ex Hacienda de San Lorenzo Soltepec

Tlaxco, Tlaxcala.

 

Señor Ganadero:

Cuando la afición taurina de México, de otras latitudes del orbe y, casi todo el mundo, le seguimos haciendo el tancredo al bicho matrero del coronavirus, Pancho Villamelón, nos demanda dirigirle estas líneas taurino-socioeconómico-polaco-ganaderas, cuando ha destacado usted que, “la suspensión de la actividad taurina en el país, originará pérdidas económicas por más de tres mil millones de pesos…

P´os a principios del presente mes de abril y cuando estaban por anunciarse los elencos de toros y toreros de las ferias de Texcoco, Puebla y San Marcos del mérito Aguascalientes, comenta Villamelón, el señor Huerta contabilizó en más de 70 los festejos los suspendidos a causa de esta pandemia china que nos metió a las casas, casi “entorilados” y recibiendo noticias muy negativas todos los días, mañana, tarde y noche.

Y si las pérdidas suman más de tres mil millones en materia taurina, puntualiza Pancho Villamelón,  podrá advertirse que la Fiesta de Toros en México tiene una fuerza económica que, desafortunadamente, y después de tantos años, no la han visto, ni la aprecian, ni quienes mueven la economía nacional, ni las autoridades del sector turismo, para empujar y estructurar verdaderas ferias taurinas y toreras, de proyección internacional y a la altura de las mejores de España, como la de San Marcos, ciertamente.

¿Vamos bien o nos devolvemos?, mi dilecto incomunicador y pincha-picateclas de nuestro México de la Cuarta Transformación.

 

Empleos

En derechura vas Villamelón, y también lo señaló don José Ma. Arturo Huerta, tal suspensión de la actividad taurina, nos hizo perder más de 240 mil empleos, entre directos e indirectos y plazas de temporada que generan ingresos para salir adelante en el mundo neoliberal que “se está ya desmoronando” y ha originado desastres como esta pandemia, al obligar a los gobiernos y países endeudados a “reducir los presupuestos para el bienestar ciudadano”, en aras de garantizar el pago de intereses de mega-deudas a los bancos y órganos financieros internacionales.

¿Qué te parece Villamelón?

P´os francamente, diabólico, comenta Villamelón. Por ello, el Yiyo o don Ramón Ávila Rivera, en Aguascalientes, viene proyectando desde el viernes pasado, en redes sociales (Facebook) una Feria Virtual Taurina de San Marcos, mediante la presentación de faenas memorables que disfrutaron aficionados de todo el mundo taurino, -sin exageración ninguna- y realizadas por figuras del toreo en los últimos 35 años de ciclos taurinos, verificados en su hermosa plaza Monumental, un cascabel hidrocálido-sevillano durante los meses de abril y por estos días, precisamente.

Además, esta singular y extraordinaria Feria Virtual habrá de extenderse ¡hasta el 30 de mayo!, nada más como una demostración de la gran afición que se cargan Yiyo y toda la grey taurina de México y el orbe de Tauro.

 

Antologías

Reciba por ello, una felicitación y enhorabuena el señor Ávila Rivera, señala Villamelón, gran taurino, cronista, promotor de la Fiesta, quien todas las noches, a partir de las nueve de la noche, “corta las orejas” con la proyección de verdaderos documentos toreros, como la despedida de Luis Fernando Sánchez, faena de orejas del Niño de la Capea, Manolo Martínez, Mariano Ramos, Eloy Cavazos, José María Luévano, etc.

Pero, si el Yiyo se ha ganado la simpatía de los taurinos y de mucha gente del toro, ganaderos, empresarios, colegas suyos, toreros, novilleros, gente del servicio de plaza, comerciantes, etc., quienes han promovido la baja en el precio del petróleo, se han ganado una rechifla general.

¿Le seguimos o ahí la dejamos, mi nunca bien ponderado tundeteclas de la austeridad republicana promovida por el presidente López Obrador?

Ahí dejémosla, mi estimado Pancho, y si todo el mundo empresarial ha demandado al licenciado López Obrador, “les haga un quite supermillonario” para resolver la crisis económica que ya está en acción y “cornando” a medio mundo, los ganaderos de bravo, señor Huerta, a lo mejor también van a requerir un quite, o al menos un capotazo salvador que les quite de encima al toro de esta crisis pandémica.

Sea todo por esta ocasión, señor don José Ma. Huerta, y despidámonos de usted, no sin recordar que: un México, sin fiesta de Toros…no es México y mucho menos, sin su petróleo, riqueza magna que continúa en la disputa de los poderosos.

Aunque no tenemos el gusto de conocerle personalmente, acepte el saludo respetuoso y atento de quien tira el trazo de un firmazo torero: Max Tavares.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.