Inicio » Columnas Regio Deporte » Café Taurino

Café Taurino

CAFÉ TAURINO

Por Max Tavares

JOSÉ DANIEL AYALA

MATADOR DE TOROS

REGIOMONTANO

AMBIENTE TAURINO y

DE LAS TERTULIAS TAURINAS

CD.METROPOLITANA DE NUESTRA

SEÑORA DE MONTERREY

 

TORERO:

Como hace un año, Pancho Villamelón topó con usted en el tendido de sol de la hermosa y cascabelera plaza Monumental de Aguascalientes, en una de las muchas corridas de la famosa y rumbosa Feria de San Marcos ¡como espectador!, siendo tan fino torero, nos demanda que le dirijamos estas líneas, cuando en este año de la pandemia china –según las malas lenguas-, los hidrocálidos sólo disfrutan su Feria Taurina San Marcos 2020 por redes sociales.

En aquella ocasión, comenta Villamelón, José Daniel mencionó “se preparaba para buscar la oportunidad, enfundarse en un terno de luces para mostrar su valía torera”.

Y claro que la ha de tener. Eloy Cavazos lo hizo matador de toros, aquí en la Monumental Monterrey un tres de septiembre del año 2000, ante el testimonio de Jorge Gutiérrez y toros de Santiago.

Posteriormente, once meses después (noviembre del 2000), José Daniel, en compañía de su padrino Eloy, atestiguó la alternativa del torero Tlaxcalteca, José Luis Angelino, con toros de Reyes Huerta.

Lo interesante de esta historia torera, estriba en el hecho de que han pasado ya veinte abriles, y el matador Ayala Valdés, “sigue esperando la oportunidad que inició hace cuatro lustros y no se ve luz alguna en esta obscuridad”.

 

TESTIGO

Y vale la referencia, mi estimado incomunicador y picateclas, comenta Villamelón, porque José Daniel es un joven todavía, en plenas facultades físicas, quizás un tanto afectado en su ánimo personal. Pero, también echado p’alante porque ha sido testigo, por ejemplo, de la evolución de un Arturo Macías López, quien apenas este jueves, cumplió ¡15 años de matador de toros!, (apadrinado por Angelino) y convertido en una figura del toreo, a pesar de que lo adelantaron para hacer campaña en las Españas de los Bienvenidas y los Ordóñez.

Las cornadas y muy serias que ha recibido, no han mermado su entrega, su valentía, su capacidad de emocionarse y emocionar para conmover a todos los públicos de todas las plazas, especialmente, el respetable de la Monumental Plaza México, de cuyo magno edificio ha salido a hombros nueve veces consecutivamente.

¿Vamos bien o nos devolvemos?, mi nunca bien ponderado incomunicador y pincha-picateclas de la Cuarta Transformación de la República, ámbito del cual, los dueños de la pachocha luchan porque “volvamos al pasado de las triquiñuelas financieras” y sigamos endeudando a un país, cuya población prácticamente, vive en ropa interior o calzando choninos tropicales.

Y para colmo, con la pandemia encima, acorralados, enchiquerados y sin oportunidad de darle un capotazo al virus.

¿Le seguimos o ahí la dejamos, mi virulento y fallido cronista del tercer mundo, acercándose a la etapa de la Cuarta-T lópezobradorista?

 

“QUITES DE PACHOCHA”

Me parece Villamelón que ya te “enchilaste”.

Mas, vas en camino del tema que planteas. Ya se los dijo el Presidente López Obrador, en una rueda de prensa mañanera de estos días: “que ni lo sueñen se vaya a seguir endeudando al país, porque va a rescatarse a los necesitados y, además, también se lo advirtió al director del Banco de México, Alejandro Díaz de León, para cuidar los 279 mil millones de dólares, propiedad de la Nación.

Obviamente, uno de los grupos más necesitados, después de esta pandemia, es el taurino, ahora agobiado por esta suspensión que golpea a todos sus sectores, entre ellos los de los matadores de toros.

Entre ellos Usted José Daniel Ayala quien, aun después de tanto tiempo, aspira a vestirse de luces y continuar en “la guerra torera”, tal y como lo hace ya desde hace varios años, en virtud de su vocación y amor a la fiesta.

Así las cosas, Torero, y cuando el secretario de turismo, Miguel Torruco ha anunciado para el año próximo la celebración del Tianguis Turístico, el sector taurino –empresas, ganaderos, toreros, etc.- podrían aprovechar el viaje y plantear integrar a la Fiesta Brava Mexicana en esa oferta.

Pero, como del dicho al hecho, hay mucho trecho, mejor recordamos que un México, sin Fiesta de Toros no es México y mucho menos sin su petróleo, riqueza magna que, en su ambición desmedida, los ambiciosos del mundo y sus socios nacionales, hicieron desaparecer la Isla Bermeja, ubicada en el Golfo de México, a fin de ampliar el mar patrimonial en su favor.

Sin más por esta ocasión, Torero, acepte un saludo respetuoso, cordial y de quien admira su pasión torera y hace el trazo de un firmazo: Max Tavares.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.