Inicio » Americano » Conflictos en la MFL, un cuento de nunca acabar

Conflictos en la MFL, un cuento de nunca acabar

Un conflicto más se vive en la MFL, ahora al intentar la directiva de la liga infantil suspender a coaches o pequeñitos por haber participado en un torneo de invitación realizado en Oklahoma, el pasado mes de agosto.

Desde la llegada del ex-presidente de la MFL, Enrique Maldonado, las diferencias entre jugadores, coaches y directivos ante la MFL son cada vez más comunes e incluso hasta molestas para algunos padres de familia, quienes prefieren emigrar a otra disciplina.

Ahora el afectado es nada menos que Avispones, un club de mucha tradición y que siempre actúa dentro del reglamento, pero a la vez busca el desarrollo de sus jugadores mismo que se da a través de la práctica del deporte y en este caso, el football americano.

La raíz del conflicto nace cuando el promotor Mauricio Ordóñez extiende la invitación a los pequeñitos a formar parte de un par de escuadras para que viajarán en agosto pasado a Oklahoma, a lo cual un grupo de padres de familia, en especial de Avispones, Pumas, Potros y Águilas decidieron brindarles esa oportunidad a sus hijos.

Pero oh sorpresa, al retornar a la actividad la MFL y para ser exactos el martes pasado al final de la junta, el titular de la liga les hizo saber a los presidentes sobre la sanción a la que se harían acreedores los niños que fueron a Oklahoma, lo que de inmediato provocó la molestia de más de uno directivos, no sólo por el momento en que se tocó el tema, sino por la forma ilegal de que se tomaría, ya que esos casos los debe analizar la Comisión Disciplinaria y no el titular de la asociación.

Ahora se habla de que para no perjudicar a los jugadores se sancione (expulse) por un año a los coaches, quienes sólo brindan un servicio, sea remunerado o no según el club al cual pertenezcan. La realidad es que ambas posiciones de la MFL tienen muy molestos a un grupo de clubes de fuerza y presencia en la liga, que incluso llegaron a reunirse el pasado lunes por la noche para analizar el tema y su defensa, ya que están hartos de que se les trate como subordinados, cuando en verdad son los dueños de la liga , al ser los que aportan el dinero para sus sostenimiento.

Los problemas parecen no terminar en esta liga infantil, la cual prefiere sancionar que entender la importancia que para el niño y su club representa el competir a otras latitudes, ya sea cuando lo organiza la misma MFL o cuando lo hace otra liga, país, ciudad o quien tome la decisión de llevar a cabo un torneo de invitación u oficial.

Los padres de familia de los jugadores que pudieran ser sancionados tienen el derecho de acudir, la liga no estaba en torneo, la competencia era de invitación, por lo que no hay nada en riesgo, y lo más importante, el niño puede vivir una experiencia única que le servirá para su crecimiento deportivo e integración con otros pequeñitos de diversos clubes o equipos.

Ese es el panorama en la MFL, un problema más en plena temporada el cual tiene de cabeza a más de un directivo desde hace ya una semana.

Redacción: Alfonso Aguilar

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.