Inicio » Columnas Regio Deporte » Deporte Amateur

Deporte Amateur

Aquellos nuevos grupos de árbitros que surgían, ante la efervesencia de los títulos obtenidos por silbantes locales, requerían de su capacitación obligatoria dentro de la categoría mínima de Oficial, por lo que empezaron a llevarse a cabo en distintas sedes.

Ya el Colegio de Monterrey tenía sus cursos, el Oficial a cargo del buen amigo Prfr Liborio Chávez de la Rosa y el de Nacional con el profe Porfirio Rodríguez Villa, mismos que se llevaban a cabo martes y jueves, en el séptimo piso del finado edificio del Mercado Colón.

Se hacía difícil para los aspirantes, el trasladarse por ejemplo desde Valle Verde, San Nicolás o Ciudad Guadalupe, ya que los mismos se programaban de las 19;00 a 21;00 horas, pero por lo regular se extendían hasta las diez de la noche.

Por ello los grupos solicitaban cursos en las ligas donde trabajaban, o al menos donde estuviera más cerca y así fue, por lo cual el profe Porfirio debía multiplicarse para llevar a cabo la charla en el colegio Valle Verde, San Nicolás, CNOP y Monterrey.

Gracias a ese entusiasmo que demostraba en cada charla, al amor a la profesión y el deseo de que sus alumnos fueran los mejores, el buen profe se ganó el cariño y aprecio de toda la comunidad arbitral y en todos lados era más que bien visto y  muy respetado.

Al grado que el grupo de la CNOP, en aquellos años dirigido por el buen amigo Lorenzo González, acordaron de común acuerdo, bautizar el colegio con el nombre de “Colegio de Arbitros CNOP Prfr Porfirio Rodríguez Villa”, lo que fue un merecido homenaje para el maestro.

En esos años había mucha unión entre las ligas de futbol y los colegios de árbitros, pues en estos últimos constantemente se llevaban a cabo reuniones de actualización, por ello esos árbitros escribieron páginas de oro dentro del futbol amateur de Nuevo León.

Juan_Ordaz Redacción: Juan Ordaz Córdova.

Contacto: juanordaz38@hotmail.com