Inicio » Box » El “Púas” Ibarra gana su segunda pelea profesional

El “Púas” Ibarra gana su segunda pelea profesional

Monterrey, Nuevo León. Esteban “El Púas” Ibarra es un joven preparatoriano de 17 años que ha incursionado en el box profesional y el sábado primero del presente mes de febrero, sostuvo su segunda pelea noqueando a su contrincante Omar Ruiz, en la función de campeonato mundial Valladares-Tadurán.

Las acciones tuvieron lugar en el cuadrilátero instalado ex profeso para esta función deportiva excepcional, en una de las áreas para la presentación de espectáculos diversos de la Unión Ganadera Regional de Nuevo León.

Además de estudiar la carrera de electricidad en el CECATI de Guadalupe, combina sus estudios con sus clases de boxeo en la Unidad Deportiva CEDEREG de Guadalupe y, dada su dedicación a este deporte, por segunda ocasión fue invitado a participar en una función de paga.

Antes de ello, ya ha participado en los torneos de box programados en la Olimpiada Estatal annual y en diversos torneos de los guantes de oro, con muy buen éxito.

Apenas el año pasado debutó como profesional el 29 de noviembre en una función boxística que tuvo como escenario la cabecera municipal de General Bravo y, en tal ocasión, ganó una decisión, informó el mismo Ibarra.

En la jornada del primero de febrero, El Púas de CEDEREG noqueó en tres rounds, a Omar Ruiz, un bravo peleador de Nuevo Laredo, que enfrentó a su rival con gran determinación en los dos primeros episodios.

Sin embargo, en el tercero El Púas le ganó la partida con un intenso golpeo, abajo y arriba, en un fragoroso intercambio de golpes junto a las cuerdas, para terminar enviando a Omar a la lona y que recibiera la cuenta final.

En las clases de boxeo que recibe en CEDEREG, El Púas Ibarra entrena bajo la supervisión de los profesores Armando Cerda y Luis Viramontes, quienes han visto en él un muy buen prospecto de boxeador.

Toda su familia lo apoya en este difícil camino del boxeo profesional y su propia madre, señora Liliana Camacho, acude a los entrenamientos para observarlo, acompañada por otros miembros de la familia.

“Aunque esta profesión deportiva es difícil y de gran sacrificio personal, es gratificante saber que Ibarra Camacho es un joven muy disciplinado, dedicado al gimnasio, a sus estudios técnicos y que lo apoya toda su familia”, significó el licenciado Ramón Treviño Ponce, director del IMDEG o Instituto Municipal del Deporte de Guadalupe.

 

Redacción: Max Tavares