Inicio » Toros » Encuentro triunfal en la Monumental

Encuentro triunfal en la Monumental

Un reencuentro triunfal logró el español Enrique Ponce con el respetable nuevoleonés, que se deleitó con su buen toreo en la Monumental Monterrey, donde cortó dos orejas, y ello le permitió compartir el triunfo con Octavio García ‘El Payo’ y Leo Valadez, que se llevaron también dos apéndices cada uno.

Tras 17 años, el valenciano volvió a la ‘Lorenzo Garza’ y lidió al primero de la tarde, un astado falto de fuerza, frente al cual lució a la verónica, por lo que la ovación desde los tendidos del embudo regiomontano no se hizo esperar en reconocimiento a su labor.

Con la muleta, Ponce mostró su clase al lograr derechazos y naturales con temple, realizó una faena variada, pero falló a la hora de pasaportar a su enemigo, despachó al segundo viaje y terminó por salir al tercio.

Ante el cuarto de la tarde, una vez más el español dio muestra de su buen toreo, lució a la verónica, que de manera inmediata fue reconocida por los asistentes al coso de la colonia Del Prado.

Ponce se topó con un burel que colaboró, logró tandas por ambos lados con temple, cuajó una buena faena y terminó su labor con media estocada, por lo cual surgieron los pañuelos blancos en petición de los trofeos entre los gritos de: “¡Torero, torero!”, y la autoridad le concedió dos apéndices.

El queretano Octavio García ‘El Payo’ mostró de su calidad ante el segundo, un burel con nobleza pero poco recorrido, estuvo bien con el capote y con la franela ligó tandas de derechazos.

Paulatinamente, su labor en el ruedo fue a más y fulminó de entera desprendida, por lo cual surgió la petición de los trofeos y el juez de plaza le concedió una oreja.

En el quinto, ‘El Payo’ de nueva cuenta dio muestra de su clase, resaltó a la verónica y con la franela una vez más toreó por ambos lados, la labor fue a más, pudo redondear ante un astado con recorrido y eliminó de entera despendida, para cosechar un apéndice.

Leo Valadez tuvo poca fortuna ante su primero, en virtud de que escuchó los tres avisos desde el biombo de la autoridad, pero en el cierraplaza mejoró su desempeño.

El coleta hidrocálido se topó con astado con recorrido, que aprovechó para realizar una faena variada, ligó tandas por ambos lados, ejecutó el del desdén y toreó en redondo al ejecutar la dosantina, eliminó de un estoconazo, por lo que se llevó dos orejas.