Inicio » Balonmano » Fernanda Aguilar, la justicia la lleva en la sangre

Fernanda Aguilar, la justicia la lleva en la sangre

Puebla de los Ángeles es testigo de como una pequeñita de apenas nueve años se convirtió en una gran jugadora y árbitro de handball a tan corta edad y hoy combina el deporte de sus amores con sus estudios profesionales en Derecho.

María Fernanda Aguilar Reyes nació en Puebla y desde los nueve años comenzó a practicar el balonmano en la Primera Cadete Juan Escutia, donde llegó a representar no sólo a su institución, sino también al estado , donde pudieron alcanzar el tercero y segundo sitio a nivel nacional.

“ De la primera pasé a la Secundaria Centro Escolar Niños Héroes, donde en primero también fuimos campeonas . Pero en segundo y tercer grado me becaron para defender los colores de la escuela México 68 y con ellas obtuve también el  primer lugar”, comentó Fernanda Aguilar.

Llegaba el momento de estudiar su Preparatoria, la cual cruzó la joven jugadora en la institución 2 de Octubre de 1968 de la BUAP, donde para representar a la universidad tuvieron que vencer a otros 16 equipos y así acudir dos años consecutivos a los Juegos Nacionales de CONADEMS, donde se hizo un buen papel por parte del conjunto poblano.

Y cómo fue que Fernanda Aguilar llegó a Nuevo León, la jugadora lo explica de la siguiente manera. “ Se dio cuando estuvimos en el CNAR, ahí una amiga me dijo que tenía cualidades para estar con Tigres y me dio el número del coach Jasso de la UANL. A mi ni me pasaba por la mente salir de Puebla y menos para estudiar y jugar, pero tenía que pedirle permiso a mis padres”.

Vista previa de imagenLa idea era excelente, añadió Fernanda , pero era momento de comentarlo con mis papás y gracias a que siempre he sido una buena alumna con promedios de nueve y 10, ellos me dieron toda la confianza y me vine a la UANL becada para ingresar a la Facultad de Derecho en donde ya estoy cursando el cuarto semestre, además de jugar para los Tigres de la UANL. Esto me llena de gusto.

Sobre sus primeros acercamientos en el arbitraje es sorprendente como fueron los primeros pasos de Fernanda Aguilar en la cancha, ya que se dieron a los 13 años, cuando apenas cursaba la secundaria.

“ Era muy chiquita, pero siempre me ha gustado el tema de hacer justicia, eso lo llevo en la sangre y fue así como a mis 13 años comencé a arbitrar partidos de niños, pues por mi edad no podía aún acudir a eventos de categorías mayores”, destacó la joven oficial.

Con el paso del tiempo y el apoyo de grandes árbitros como Pedro Camacho y Ángel Ortiz, responsable de esta función en la Federación Mexicana de Handball, el nivel de conocimientos en este campo le permitió a Fernanda crecer como oficial y ser tomada en cuenta para torneos con mayor frecuencia.

“ La verdad es que tanto Pedro Camacho como Ángel Ortiz me apoyaron siempre mucho en mi capacitación como árbitro. Y sí me invitan a torneos como CONADEMS, Olimpiadas Nacionales y Universiada, pero tengo edad para seguir como jugadora y por el momento prefiero estar en un equipo, ya que para ser oficial me quedan muchos años más”, destacó la joven jugadora.

En cuanto a su ingreso al grupo de oficiales en Nuevo León, esto se dio una vez que vino a defender los colores del estado en el balonmano. Y gracias  al apoyo de los entrenadores Rogelio Mancilla y Jesús Plata fue como Fernanda Aguilar se sumó a la plantilla de árbitros en el estado.

Sin embargo para la joven de Puebla no es nada sencillo ser oficial  y lo explica así. “ Tenemos que cambiar mucho el chip de la vieja escuela, en donde hay árbitros que por su amistad o diferencias con otros equipos pitaban mal un partido o decidían un encuentro. Eso me pasó más de una  vez y por ello fue en parte que quise entrar, para cambiar esta añeja costumbre”.

Además, agregó Fernanda Aguilar, también a hombres que por su género y edad creen que una como mujer no puede arbitrar bien un encuentro y están equivocados, nos reclaman mucho e incluso llegan al insulto. Ese paradigma lo tenemos que acabar.

Fernanda considera que el arbitraje en Nuevo León es de buen nivel y le abre mucho las puertas a las damas, lo que les permite crecer en todos los aspectos, no sólo como oficial, sino también como jugadora, ya que vez el deporte desde otro ángulo y a final de cuentas pueden desarrollar más sus habilidades y conocimiento del deporte.

En este momento Fernanda Aguilar tiene su agenda completa; por la mañana estudia derecho, por las tardes entrena con el equipo femenil de Tigres, al cual le guarda mucho cariño y respeto pues nunca pensó llegar a estos niveles y en sus tiempos libres oficial partidos de la AHNL y otras ligas.

La joven jugadora desea mandar un mensaje a las nuevas generaciones y lo define así. “ Lucha siempre por sus sueños, ya que con disciplina y dedicación los puedes alcanzar. Ponte metas grandes y pelea por ellas todos los días para convertirlas en realidad”.

 

Redacción: Enrique Fernández

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.