Inicio » Columnas Regio Deporte » Futbol Amateur

Futbol Amateur

Cuando existían las canchas de futbol en el lecho del río Santa Catarina, se vivieron un sin fin de anécdotas que hicieron pensar, meditar y en ocasiones hasta reír, por lo que se presentaban en esos encuentros de las diferentes ligas populares de la localidad.
-o0o-
En las canchas pertenecientes a la liga de la CNOP fue en donde mayor número de casos chuscos ocurrían, dada la poca calidad de los equipos participantes, pero eso era lo de menos, pues lo compensaban con mucho entusiasmo y dedicación por emular a los grandes ídolos del ayer.
-o0o-
Los árbitros aplicaban bien el concepto del profe Porfirio, de agotar todos los recursos para poder llevar a cabo los encuentros, lo que era bien apreciado por los equipos, quienes esperaban toda una semana para practicar su deporte favorito.
-o0o-
Cuando llegaba la hora del encuentro y un equipo no tenía el mínimo de elementos para iniciar, antes de silbar el default, el árbitro acudía con el capitán del conjunto cumplido para hacerle ver la situación y si aceptaba esperar, el árbitro estaba en la mejor disposición.
-o0o-
Claro que para ello había necesidad de recortar los tiempos, con el fin de no atrasarse en los duelos siguientes, lo que estaban más que de acuerdo los capitanes, por ello era raro que un duelo se ganara por la fácil vía del default.
-o0o-
Incluso ocasiones hubo donde un equipo no se completaba, pero sus rivales se ofrecían en ayudarle, facilitándole algunos jugadores, pues el principal objetivo era la diversión y en común acuerdo, el árbitro llevaba a cabo el duelo y claro, la disciplina era lo principal, pues los entrenadores respondían por sus elementos.
-o0o-
Esos árbitros eran admirados y apreciados por los jugadores, dada la disposición que tenían por realizar los encuentros, por eso fueron grandes y se convertían en verdaderos Señores Arbitros, muy distinto a los silbantes de hoy en día.

El Amateur

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.