Inicio » Columnas Regio Deporte » Fútbol Amateur

Fútbol Amateur

Por Juan Ordaz

Hoy en día se imita lo que antes se criticaba, como es el hecho de otorgar tres puntos a los delegados que acudan a la junta previa de los torneos de futbol infantil, como una forma de motivación para que asistan.

Antaño era obligación de los representantes, el acudir a la junta previa, donde, de común acuerdo, delegados y directivos de la liga, se aprobaba el reglamento interno que debería imperar durante la competencia.

Esto con el fin de que todos los delegados estuvieran de acuerdo y en la convocatoria, en el espacio dedicado a la junta previa se remarcaba la siguiente leyenda; “delegado que no asista, automáticamente aprobará las decisiones que se tomen”.

Con esto prácticamente le ataban las manos a los delegados que deseaban interponer una protesta sobre incidentes ocurridos en el torneo, que, a su juicio, no deberían ser, pero, como no asistieron a la junta, ahí se miraban impotentes y se lamentaban por su irresponsabilidad.

Con el fin de que asistieran, el gordo Filiberto Sagrero, titular de la liga CNOP decidió otorgar tres puntos a los delegados asistentes a la junta previa, lo que fue bien visto por los equipos participantes, no así por el resto de las ligas, quienes llegaron a criticar a más no poder esa decisión.

Con el paso del tiempo, en otras ligas no acudían los delegados y pronto se determinó no realizar la junta previa y se limitaban a publicar en la misma convocatoria, el reglamento interno.

Pero también surgieron los problemas, porque los delegados deseaban ser parte de la integración del propio reglamento interno, para tener un mejor torneo, por ello hoy nuevamente se toma la decisión de premiar a los cumplidos.