Inicio » Columnas Regio Deporte » Futbol Amateur

Futbol Amateur

Los campos de futbol amateur existían casi en cada una de las colonias del área metropolitana, gracias al entusiasmo de los jóvenes de aquellos ayeres, quienes aprovechaban los terrenos baldíos, pues en ese tiempo había pocas construcciones.

-o0o-
Resultaba más que atractivo los fines de semana, acudir a esos campos para presenciar los encuentros de la jornada, sobre todo apoyar a los jóvenes del barrio, quienes se sentían los ídolos de la colonia, por sus grandes dotes de futbolistas.
-o0o-
El ser parte de un equipo ya era un orgullo para los jóvenes, pero si el club de la colonia contaba con varias categorías, el objetivo de los jugadores era llegar a la Primera Especial, pues les daba prestigio ante los aficionados y no se diga ante las damitas.
-o0o-
Pero había otro detalle muy importante, ya que aspiraban a jugar en la liga más fuerte, donde estaba la mejor calidad, como lo fue la Nuevo León, de donde surgirían infinidad de elementos que pisaron terreno profesional.
-o0o-
El estar en ese organismo era todo un orgullo, ya que aparte de ser observado por cientos de aficionados, también se encontraban en el escaparate de los buscadores de talento que recomendaban al Club Monterrey y Jabatos Nuevo León.
-o0o-
Por ello el lecho del río Santa Catarina se convirtió en recinto sagrado, donde los ídolos del ayer pisaron fuerte y en campos de tierra, no como los existentes hoy en día, con césped, donde se cuida mucho más la integridad física de los jugadores.
-o0o-

Gracias a la infinidad de campos y los miles de equipos de barrio, la violencia y drogadicción no avanzaba, pues a los jóvenes les interesaba más correr tras un balón, que perder el tiempo en cosas negativas para la sociedad.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.