Inicio » Columnas Regio Deporte » Futbol Amateur

Futbol Amateur

Los árbitros de aquellos ayeres si que estaban debidamente capacitados, pues la mayoría de las ligas se encontraban afiliadas a la Asociación de Nuevo León y era requisito indispensable que todos los silbantes deberían contar, mínimo con su título de Oficial.

-o0o-
El Colegio de Monterrey llevaba a cabo dos cursos de capacitación al año para principiantes, de los cuales se encargaba el buen profe Liborio Chávez de la Rosa y ahí llegaban los elementos del área metropolitana.
-o0o-
Sin embargo, a muchos se les dificultaba el traslado hasta el séptimo piso del edificio del Mercado Colón, sede del Colegio de Monterrey, por lo que mencionó una ocasión el profe Porfirio, “si la montaña no viene a mi, yo voy a la montaña”.
-o0o-
Y así fue como iniciaron los cursos en diferentes sedes, como en Valle Verde, cuando era dirigida por el buen Cabo Rafael Angelino Fernando, San Nicolás de Tomás Galarza, o bien la CNOP de Filiberto Sagrero.
-o0o-
Todavía el profe debía llevar a cabo el curso de capacitación para la categoría Nacional, que se realizaba en el colegio de Monterrey, por lo que prácticamente toda la semana se encontraba ocupado.
-o0o-
Los sábados se los dedicaba a la familia, pero el domingo, muy temprano, se trasladaba a las canchas del río Santa Catarina, en especial en el campo Independencia, que tenía gradas de cemento y ahí era su lugar preferido.
-o0o-

De inmediato algunos silbantes lo rodeaban, para estar atento a lo que necesitara el buen profe y a la vez escuchar la charla sobre el desarrollo de la tripleta, que en esos instantes estaba en acción.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.