Inicio » Columnas Regio Deporte » Futbol Amateur

Futbol Amateur

De nueva cuenta la polémica se desata cuando los adultos no han respondido al papel que les corresponde dentro del futbol infantil, que es solamente apoyar a los pequeños, disfrutar del encuentro y dejar que los niños se diviertan.

-o0o-
El futbol infantil sirve para la diversión de los niños, pero también va de la mano con los valores, principalmente el respeto a los rivales, al árbitro y a los aficionados, además la responsabilidad de llegar temprano al campo de juego.
-o0o-
Jugar con honestidad, apoyar las decisiones del entrenador y dejar que los pequeños tomen sus propias decisiones, en cuanto a las intervenciones que tienen dentro del terreno de juego, pues de otra manera siempre serán dependientes de lo que digan los adultos.
-o0o-
Las ligas se ven en la necesidad de imponer sanciones a las porras de los equipos, quienes tienen un comportamiento in adecuado dentro de los duelos, con sus intervenciones irracionales y en ocasiones motivacionales a la agresión hacia los rivales.
-o0o-
Los clubes tienen establecido un reglamento de disciplina y se les pide a los adultos guardar la compostura, ya que su papel es motivar a los pequeños, en todos y cada uno de los encuentros y respetar las decisiones, tanto del entrenador, como del árbitro que le toca sancionar estos encuentros.
-o0o-
Los insultos en ocasiones se hacen presentes y por desgracia  es uno de los papás de los pequeños el incitador y le sigue el resto, quienes se ven motivados, sobre todo cuando el marcador no les es favorable y ven en el árbitro un mal trabajo, o bien sienten la impotencia de poder superar a los rivales.
-o0o-

Se debe re tomar las sanciones de hace algunos ayeres, donde si algún padre de familia se propasaba en su comportamiento, se llamaba al capitán del equipo para amonestarlo, aún y que no tuviera culpa alguna, sanción que, si bien era elevada, también daba frutos.

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.