Inicio » Americano » La ONEFA pierde la cabeza

La ONEFA pierde la cabeza

La Asamblea General Ordinaria de la ONEFA está a la vuelta de la esquina y comienzan los comentarios sobre uno y otro tema, uno de ellos completamente fuera del lugar, como es el hecho de que pudieran pedir que jugadores de 26 y 27 años compitan este año.

Aunque usted no lo crea, ya se están moviendo algunos coaches, quienes por cierto a final de cuentas no serán los que tomen la decisión, sino sus Directores de Deportes, pero de todas maneras buscan ponerse de acuerdo para presentar en la Asamblea General la propuesta de que esos ex jugadores que tienen entre 26 y hasta 27 años puedan competir esta campaña, siempre y cuando se lleve a cabo.

El simple hecho de pensar en que dentro de una liga estudiantil haya jugadores de 26 años e incluso de 27 compitiendo con jovencitos de 19, 20 o 21 años es de no comprender, en especial cuando se trata de formar profesionistas y no deportistas, eso habría que dejárselo a organizaciones como la LFA y FA; que cumplen con dicho perfil, a las cuales les afectaría este cambio, en caso de que se aceptara.

La razón que esgrimen se funda en que no pudieron competir por la Pandemia. Bueno, eso sucedió no sólo en el football americano, pasó en todas las disciplinas, muchos atletas tuvieron que pasar a otra categoría, algunos se perdieron su Nacional, otros más simplemente dijeron adiós a su etapa deportiva por el mismo motivo, pero sus autoridades no cambiaron el reglamento porque son hechos que no están bajo el control de ningún ser humano y esto debe continuar.

Pero ¿Quiénes están detrás de esta postura? Lo más seguro es que sean entrenadores que no trabajaron desde sus bases, desde la Juvenil y por lo tanto quieren recurrir a sus ex – jugadores para justificar su participación o de lo contrario el conjunto que armen pudiera ser muy pobre.

Si ese coach trabajara desde que comenzó a perder veteranos para ir saldando los huecos dejados por ellos, otra historia contaría. La realidad es que abandonaron a la suerte a su escuadra y ahora quieren revivir a jóvenes que ya están en otra etapa de su vida, algunos de ellos trabajando, otros incluso en una condición personal muy distinta a la de hace dos años, por lo que esto más que una solución para los posibles candidatos, es una salida en falso para los entrenadores.

La idea la sigue manejando, pero tener jugadores con 26 o 27, que la verdad no es así, sino que hablaríamos hasta de 27 años 11 meses, o sea casi 28. Lo peor del caso no es que lo llegase la aprobación, sino que además a esa edad aún no tuvieran una licenciatura terminada al menos, eso sí sería una burla para el Deporte de las Tacleadas a nivel estudiantil.

Propuestas puede haber las que los coaches gusten y manden, pero serias, esas sí tienen que pasar por un estudio detallado y conocer el impacto que tuvieran en los programas de football americano de cada institución. Ahí está el fondo del asunto.

Redacción: Alfonso Aguilar

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.