Inicio » Americano » Lo que pasó en la NFL

Lo que pasó en la NFL

La fase de Comodines en la NFL, que por primera vez se juega con seis equipos por conferencia, puso al descubierto que, así como hay equipo que lucen para mayores retos, otros por el contrario se quedaron muy cortos en sus aspiraciones.

En el primer encuentro, los Bills de Buffalo por poco se quedan fuera, sin embargo, sacaron la calidad sus jugadores y pudieron dejar en el camino a unos muy aguerridos Potros de Indianápolis, quienes con su gran defensiva por poco les sacan el partido a los locales.

La primera sorpresa, si así le quieren llamar, la dieron los Carneros de Los Ángeles, quienes a domicilio se llevaron la victoria ante los Halcones Marinos de Seattle, uno de los conjuntos que sonaban para llegar hasta el Supertazón.

Russell Wilson no pudo en esta ocasión sacar su magia y la defensiva de los Carneros hizo de las suyas, para así caminar rumbo a la siguiente fase en donde visitarán a los Empacadores de Green Bay, que cuidado y se confíen, porque Los Ángeles llegan motivados y con un equipo balanceado.

Por la noche de sábado, Tamba Bay batalló ante un Washington que salía a jugarse el todo por el todo, pero a final de cuentas Tom Brady supo sacar su experiencia y con un juego aéreo se llevó la victoria. Ahora le tocará ir a Nueva Orleans, en donde los espera el veterano Drew Brees, de quien se dice se retirará al final de la presente temporada.

En el duelo más cerrado de los Comodines, de nueva cuenta la defensiva de Baltimore dio una cátedra de como contener al ataque explosivo y eliminó a los Titanes de Tennessee, escuadra a la que le hace falta un mariscal de campo fuera de serie, porque con Tannehil es imposible pensar en algo más que un play-off.

Los Santos de Nueva Orleans se la llevaron tranquilo y se impusieron a los Osos de Chicago, conjunto que le dio pelea hasta la mitad del encuentro, pero al final la diferencia en roster le dio el triunfo a los de la Ciudad de Jazz.

Y por último, Cafés de Cleveland hicieron ver muy mal a los Acereros de Pittsburgh y en especial a su quarterback, el Big Ben, al tener una de sus peores actuaciones en postemporada, donde fue interceptado en repetidas ocasiones y en una de ellas les costó un touchdown.

La realidad es que Pittsburgh se mostró como un equipo de media tabla y con posiciones en donde ya necesitan hacer cambios para el siguiente año, sobre todo a la ofensiva, la cual no está al nivel de una franquicia que aspire a un Supertazón.

Redacción: Alfonso Aguilar

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.