Inicio » Más que deporte » Partió el gran líder, Martín Calvillo Murguía

Partió el gran líder, Martín Calvillo Murguía

La UANL, el football americano y el deporte estudiantil de Nuevo León y México perdió a uno de sus personajes emblemáticos, el coach Martín Calvillo Murguía, quien falleciera la madrugada de este miércoles 14 de octubre.

Nacido en Saltillo, Coahuila, pero considerado como un regio nato, el coach Martín, como se le conocía en los emparrillados y el ámbito educativo comenzó su carrera deportiva con los Daneses del Ateneo Fuentes, donde fue observado por el coach Cayetano Garza e invitado a jugar para los Auténticos Tigres en la década de los ochentas.

Sin un peso en la bolsa, pero con una entrega y carácter a toda prueba, el joven jugador saltillense llegaba a Monterrey con un sueño que en poco tiempo lo convirtió en realidad, ser uno de los mejores receptores del país y a la vez cursar sus estudios en la Facultad de Organización Deportiva, objetivos que cumplió a carta cabal.

Su físico, estatura y habilidad con las manos le permitió a Martín Calvillo ser titular durante todos sus años como jugador con los Auténticos, tiempos en los cuales la UANL no participaba en lo que hoy es ONEFA, por lo que se medían a escuadras de los Estados Unidos, donde el joven jugador siempre sobresalió.

Con ese número 89 en su jersey, Martín convenció a propios y extraños, para que años más tarde, ya convertido en entrenador, el Salón de la Fama del Football Americano lo ingresaba como miembro del mismo por su buena trayectoria en los emparrillados.

Al colgar las hombreras y el casco, Calvillo Murguía se convertía de inmediato en coach, destacando su participación en Tigres Juvenil bajo las órdenes de Esteban Ortega, para años más tarde ser el head coach del mismo dentro de la ONEFA.

La capacidad y esa actitud de convertir a sus equipos en campeones, como lo hizo en varias ocasiones con los Toros de la 16, donde hasta su partida era el Subdirector de Asuntos Estudiantes, pasando primero por el cargo de Coordinador de Deportes, los bureles siempre fueron un rival a vencer en todas las disciplinas, así como el semillero para los equipos representativos de la UANL.

Con el paso de los años y ante la necesidad de sacar del sótano al deporte de Educación Media Superior en Nuevo León, el coach Martín Calvillo Murguía buscaría la presidencia del Consejo Estatal para el Desarrollo del Deporte de Educación Media Superior (COEDEMS) y en muy poco tiempo la delegación estatal dejaba ese bochornoso lugar 22, para ubicarlos en primero, sitio que hasta la fecha tiene en sus vitrinas el estado.

Tres campeonatos nacionales, otros tantos con los Toros de la 16 en la Liga Universitaria y una carrera deportiva llena de triunfos, lo cual supo combinar con un carácter fuerte, pero a la vez un corazón muy grande, al ayudar a los jóvenes y amigos que se acercaban a él, ya que como siempre lo decía, su madre, Doña Julia, eso le enseñó, “Apoya a los que no tienen, recuerda siempre de dónde vienes”. Así era el coach Martín Calvillo; estricto, pero muy bondadoso; decidido a que lo que pasaba por su mente se podía lograr con trabajo y más trabajo, y así fue, consiguió sus objetivos y dejó muchos otros planes para que raza el Consejo los continúe.

Hoy el deporte está de luto, se fue “El Coach” Martín Calvillo Murguía, no sin antes dejar su frase de todos los días. Arrrrrrrreee, que vamos por otro título.

Su adelantó en presencia, pero su legado aquí queda, su forma de trabajar, el reconocimiento a su gente y su código, de que la gente sólo se acuerda del campeón, nunca del segundo lugar, se quedarán para siempre.

Redacción: Alfonso Aguilar

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.