Inicio » Beisbol » Regresará la afición a estadios en Japón

Regresará la afición a estadios en Japón

Este 10 de julio regresará la afición a estadios en Japón, luego de la emergencia sanitaria que ha significado la pandemia del Coronavirus. Se tiene previsto volver a permitir el acceso de espectadores a los partidos de futbol y beisbol, en la fecha señalada, aunque con restricciones de aforo y otras medidas preventivas, según anunciaron este lunes sus responsables.

La liga nacional de béisbol (PNB) comenzó el pasado viernes a puerta cerrada tras retrasarse su inicio tres meses debido a la pandemia del nuevo coronavirus, mientras que la competición de fútbol (J-League) se reanudará el próximo 4 de julio, también sin espectadores, tras un parón de casi cuatro meses.

Los responsables de ambas competiciones prevén que los espectadores puedan volver a los estadios desde el 10 de julio, cuando comenzará una nueva fase de las directrices adoptadas por el Gobierno para restringir el acceso a eventos multitudinarios deportivos y culturales.

“El Gobierno nos ha autorizado a anunciar que podremos empezar a admitir espectadores desde el 10 de julio, aunque lo haremos teniendo en cuenta la situación”, dijo este lunes en rueda de prensa el máximo responsable de la PNB, Atsuhi Saito, tras participar en una reunión con representantes de la J-League y del Ejecutivo nipón.

Las dos competiciones deportivas más populares del país procederán a readmitir espectadores en los estadios de forma gradual y cumpliendo una serie de medidas dirigidas a contener la propagación de contagios y acordadas con un panel de expertos sanitarios y con las autoridades.

En un primer momento, se limitará el número de espectadores que podrán acceder a los estadios a un máximo de 5.000 personas, aunque este número podrá ser menor dependiendo del tamaño de las instalaciones y de las recomendaciones de las autoridades locales.

Más adelante se aumentará el tope de asistencia hasta el 50 % del aforo de los estadios y siempre que la situación lo permita, según señalaron los responsables de las competiciones.

Además, para los jugadores y personal de los clubes, será obligatorio realizarse test PCR antes de la competición y de forma periódica durante la misma para detectar posibles infecciones.

La reanudación de ambas ligas tiene lugar después de que el Gobierno diera por controlada la pandemia y decidiera levantar el estado de emergencia a finales de mayo.