Inicio » Balonmano » Sandy Manríquez, la justicia lo lleva en la sangre

Sandy Manríquez, la justicia lo lleva en la sangre

Perseverancia y ese amor por buscar la justicia son cualidades de la jugadora y árbitro de handball Sandy Manriquez, quien en su nueva faceta como oficial  vive momentos que le permiten observar el balomano de otra manera.

Nacida en León, Guanajuato, Sandy comenzó a practicar el handball a los 11 años de edad en la escuela Sor Juana Inés de la Cruz, para de inmediato formar parte de una selección y visitar Monterrey para un Panamericano en donde junto a su equipo conseguían la medalla de plata.

“Al terminar la secundaria fui llamada al CNAR para formar parte de la Selección y en esos tres años logramos el tricampeonato representando a la Ciudad de México en los Juegos de CONADEMS”, comentó la hoy oficial de balonmano.

Su arribo a Monterrey se dio cuando defendió los colores de los Tigres de la UANL del 2016 al 2018, sumando un oro para la escuadra felina y dos bronces. Pero años antes, en el 2012 tuvo la oportunidad de viajar a Guatemala a un torneo internacional , para más tarde partir en el 2014 a una Copa Mundial llevada a cabo en Italia.

Vista previa de imagenTras años de mostrarse como jugador vendría en el 2018 la invitación para ser árbitro por parte de sus amigos Rolando Acosta, Milton Flores y Nicolás Carrillo.

“Yo seguía como jugadora y era de las que más reclamaban a los árbitros, les hacía ver sus errores y hoy me doy cuenta que en México es necesario no sólo capacitar a los entrenadores, sino también a los que practicamos este deporte, ya que desconocen la aplicación e interpretación de las reglas. Eso lo he aprendido ahora que soy oficial”, comentó Sandy Manríquez.

Su primera experiencia como oficial para Sandy se dio en la Olimpiada Infantil del 2018 en San Luis Potosí. Un año más tarde, en el 2019 tomaba parte en el torneo Municipal para la Olimpiada.

“Esos fueron mis inicios, pero el 2019 fue muy especial, ya que también tomé parte en el Nacional de Ascenso realizado en Zacatecas, así como en la Universiada de Yucatán, para concluir el año en el Premier que se efectuó en Colima, para mí el mejor de todos los eventos en los cuales me ha tocado oficiar partidos”, destacó  la joven Manríquez.

Este año y antes de que llegara la Pandemia, Sandy estuvo entre la plantilla de oficiales que llevaron los encuentros del Nacional de Clubes, la que marca un ascenso rápido de su carrera como árbitro.

Para la joven jugadora y también oficial de handball el impartir el reglamento en la cancha es algo especial, pues le permite estar en comunicación  con los jugadores y en especial con los niños a quienes apoya explicándoles las reglas y como evitar infracciones a la hora de un encuentro.

Una de las personas que más apoyó a Sandy en sus inicios como árbitro fue Milton Flores, de quien se expresa de la siguiente manera. “ Es como mi tutor, me ha enseñado mucho, busca capacitarnos mejor y está ahí cuando uno lo necesita”.

Sin embargo no todo fue sencillo para la joven oficial, ya que como ella misma lo Vista previa de imagenreconoce aún tiene problemas para sacar de su mente el que fue jugadora y en eso trabaja, dejar atrás esos tiempos y concentrarse en que ahora es una de las responsables en la cancha de hacer cumplir el reglamento.

Pero esta situación la supera al ser una persona disciplinada y la forma que lo aplica en su labor arbitral lo comenta así, “ Siempre que tengo una duda investigo, consulto, busco todo lo relacionado al tema hasta que encuentro la respuesta y eso me ha servido mucho ahora que esto como árbitro en un partido”.

Sandy Manríquez acaba de concluir el año pasado su carrera de abogada, por lo que como ella misma lo señala, “ Lleva la justicia en su sangre y es por ello que me gusta mucho mi  nueva faceta de árbitro en el balonmano”

Los años pasan y la joven oficial no quiere retirarse de las canchas como jugadora y espera que en este 2020 pueda representar a Nuevo León en el Nacional de la categoría Premier, para después quizá iniciar otra etapa en su vida deportiva, la de entrenadora.

“Tuve ya una oportunidad que me dio la Asociación de Handball de Nuevo León a través de su presidenta, Anabel Ríos, quien me invitó a ser coach en una escuela . Ojalá y más adelante puede regresar, pero ahora para estar al frente de un equipo femenil en la categoría Juvenil, ya que a esa edad puede uno trabajar con técnico y los aspectos psicológicos para que así las chicas lleguen con una madurez a la Sub 20, donde el reto siempre es complicado”, acotó Sandy Manríquez.

Es así como una joven que llegó de León , Guanajuato encontró en Monterrey su segunda casa y hoy dedica gran parte de su vida a impartir la justicia en la cancha , reconociendo que en esta entidad se le apoyó mucho por otros oficiales y la AHNL.

Redacción: Enrique Fernández

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.