Inicio » Balonmano » Sergio Muñoz García, el hijo pródigo de Ciudad Acuña

Sergio Muñoz García, el hijo pródigo de Ciudad Acuña

Ni 3 mil 457 kilómetros podrán separar al entrenador Sergio Muñoz de su terruño Ciudad Acuña y su gran familia, quienes desde la casa que lo vio nacer lo apoyan incondicionalmente en esta su primera experiencia como coach al frente de una Selección Mexicana.

Emocionada, o más bien extasiada de la emoción, su madre Gladys García habla sobre la vida y la forma de cómo llegó Sergio al handball y la ciudad de Monterrey. “Él siempre fue un niño muy aplicado en la escuela y el deporte. Pero a los 10 años cuando jugaba futbol y luego americano los dejó, pues para su carácter no había disciplina en ambas disciplinas”.

El handball lo conoció gracias a su primer entrenador, José Manuel Flores y desde ese momento ya no se movió de él. Sus estudios continuaron y logró graduarse del CBTIS, para decidirse y presentar su examen de admisión en FIME, donde cursó un semestre, para después ingresar a lo que buen la carrera de su pasión, Licenciado en Ciencias del Deporte, de donde se recibió como uno de los tres mejores alumnos de su generación.

“Al entrar a FOD de inmediato buscó dónde entrenaba el equipo de hándbol, para posteriormente convertirse en el capitán del equipo Tigres, colores que lleva su corazón”, comentó su madre.

Los entrenamientos constantes y los pocos recursos económicos con el que se contaba en ese momento evitaban que Sergio Muñoz fuera con frecuencia a su natal Acuña, pero su familia estuvo siempre al pendiente de sus logros y apoyándolo en toda decisión.

Un aspecto que su madre le ha reconocido en todo momento a su hijo es la filosofía bajo la cual trabajo y donde se entrega al máximo. “Sergio es una persona muy positiva, que donde dice que hay que soñar, porque esos sueños se convierten en realidad si te esfuerzas cada día”.

Pero no es sólo su filosofía, añade su madre Gladys García, sino también su disposición para compartir sus conocimientos, ya que siempre dice, si puedes compartir tus conocimientos y experiencias a las nuevas generaciones será lo ideal, ya que ellas superarán lo que tu hiciste.

Con apenas 30 años de edad, Sergio Muñoz se convirtió en el primer entrenador de una Selección Mexicana de handball nacido en Ciudad Acuña, lo que tienen muy feliz a su familia, de la cual Sergio se siente muy orgulloso.

Por último, sus padres, Alberto Muñoz Pérez y Gladys García, además de su hermano Diego y toda su familia, le mandaron un mensaje al coach Sergio Muñoz hasta Montreal, “ Mijo tu sabes lo que has luchado por estar en donde estás hoy , pase lo que pase ya eres un triunfador de la vida y de Ciudad Acuña, que te vio nacer. Y recuerda que te hemos dicho desde que eres chico, te amamos inmensamente todos”.

Redacción: Alfonso Aguilar

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.