Inicio » Americano » Un atentado al futbol americano

Un atentado al futbol americano

Tras conocerse a través de un comunicado publicado por la ONEFA las críticas en las redes sociales no tardaron en caer sobre los directivos de la liga y los equipos que votaron en contra la reunificación de las dos organizaciones, en especial basados en el tema de las becas.

Comentarios tan fuertes como el ser un atentado en contra de la formación de los jóvenes, quienes gracias a su capacidad físico- atlética logran una beca en una universidad del país siempre y cuando defiendan los colores de su escuela.

Otros por el contrario sentenciaban a los directivos de la ONEFA por permitir que los coaches y representantes que votaron en contra de la unión de las ligas, si antes no aceptaban los de CONADEIP una reducción de becas de 75 a 40 becas por equipo, lo que a final de cuentas afectaría a casi la mitad del roster de la escuadra.

Desde hace décadas el football americano estudiantil de México se basa en becas, sus conjuntos , salvo honrosas excepciones , logran llevar jugadores a su escuela a través de este apoyo , sobre todo si son instituciones privadas y con un alto costo para una familia común en el país.

El simple hecho de tomar una posición que vaya en contra de la formación académica de los deportistas es una idea que debe sentenciarse, ya que es por medio de una beca como este joven logra superarse y a final de cuentas tener en sus manos un título profesional para convertirse en un hombre de bien. Sin embargo, para este grupo de entrenadores y representantes ese argumento no es válido, ya que su único deseo que mantener su trabajo aunque con ello afecten a los chavos , en algunos casos en el resto de su vida deportiva.

El señalar estas posiciones como absurdas fue el pan de todo en día en las redes sociales, dejando en claro que para la ONEFA o quienes votaron en contra de las becas , el football americano estudiantil y su objetivo, formar profesionistas a través del deporte , queda en un segundo plano.

Así las cosas, hoy la ONEFA no quiere saber nada que tenga que ver con la CONADEIP y sus becados, pero afectando a los muchachos que han llegado a un equipo en busca de una beca para tener al final de cinco o más años en sus manos un título que les costó sangre, sudor y mucho, pero mucho dolor.

Decir no a las becas, es atentar no sólo contra el deporte , las instituciones que las otorgan , sino también contra el joven jugador y sus familias.