Inicio » Americano » Urge una solución

Urge una solución

Luego de que se diera a conocer de manera oficial que la ONEFA cancelara sus torneos para el presentes semestre sumándose a la postura de otras ligas, el panorama luce sombrío para el Deporte de las Tacleadas en este 2021.

En la última reunión de una de las ligas más grandes del país, la ONEFA, por acuerdo de sus instituciones a través de los entrenadores, dieron por cancelados de manera oficial los tras tres temporadas del presente semestre, Baby, Juvenil de Primavera e Intermedia, por lo que serían dos años sin campeonatos para los niños y jóvenes.

La situación es ya complicada para la misma ONEFA, pues desde el punto de vista financiero no hay recursos para salir adelante en el 2021, por lo que una de las propuestas es solicitar el apoyo de las escuelas que la conforman para así librar el presente ciclo, de lo contrario la cosas pudieran estar aún peor. Habrá que recordar que en el 2020 ya no se realizaron los torneos de Baby, Juvenil de Otoño y Mayor, por lo que se dejó de percibir esos recursos, pero los gastos básicos, como de oficina y pago de personal se mantuvieron.

Este 2021 la situación se agrava aún más al no tener actividad en el primer semestre del año, por lo que el llamado de los directivos es de auxilio, ya que sin entrada de dinero será imposible sostener la liga. Por la misma situación pasan también organizaciones como MFL, FADEMAC y muchas más, no hay actividad y por lo tantos los clubes deben crear otras formas de allegarse recursos.

En Monterrey clubes como Potros y Vaqueros, por mencionar algunos, rentan sus instalaciones para la realización de torneos de tochito bandera en las categorías de adultos. Otros más los abren con el fin de que algunos coaches puedan impartir sus clínicas, pues no hay otra manera de reunir dinero para el mantenimiento de sus campos.

La realidad es que conforme pasen los meses y los clubes o ligas no puedan abrir sus puertas, las condiciones pudieran empeorar, de ahí la necesidad de encontrar condiciones de salud adecuadas para que al menos los jóvenes puedan retornar a sus campos y competir, siempre bajo un protocolo que les permita estar los más seguro posible.

Mantener las puertas cerradas no augura un futuro prometedor para ligas como ONEFA, FADEMAC, MFL y más, todas ellas sobreviven con el pago de sus clubes y sólo administran esos recursos, pero sin esa entrada de recursos es imposible mantener las condiciones mínimas para seguir adelante.

Habrá que esperar que respuesta les tienen las autoridades a todas estas organizaciones deportivas, ya que es casi un año sin competencias y al menos el presente semestre será igual, por lo que el agua ya les está llegando al cuello a muchas de ellas y eso no es nada bueno ni para el jugador, ni para las familias y clubes, y mucho menos para las autoridades, una sociedad sin deporte puede asfixiarse y traer más problemas en los niños y jóvenes al estar bajo cuatro paredes y con muy poca actividad física.

Redacción: Alfonso Aguilar

Somos un grupo de periodistas comprometidos con la difusión de todas las actividades deportivas profesionales y de aficionados, con énfasis en estas últimas.